Poder Vital | Impermanencia, muerte y Powa.
16159
post-template-default,single,single-post,postid-16159,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_updown_fade,page_not_loaded,boxed,,qode-title-hidden,qode_grid_1200,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Impermanencia, muerte y Powa.

En estos dias de pandemia, el confinamiento o enclaustramiento es una buena oportunidad para reflexionar sobre la impermanencia y la muerte.

Normalmente, en esta sociedad occidental en la que nos ha tocado vivir, solemos evitar reflexionar y meditar sobre la muerte. Sólo pensamos en ella cuando nosotros o alguien de nuestro círculo cercano se encuentra gravemente enfermo o deja este mundo.

Si profundizamos un poco, nos damos cuenta de que inevitablemente todos deberemos pasar por esta experiencia llamada muerte: la muerte forma parte de la vida. Si además creemos en la reenarnación, solemos ver la muerte como un proceso de transformación en el cual la conciencia abandona el cuerpo físico y entra en otro mundo al que los tibetanos llaman Bardo, durante el cual la mente desarrolla una serie de experiencias hasta que se produce una nueva encarnación.

Con este enfoque, la muerte deja de verse como una desgracia, y lo que nos interesa es estar preparados para morir de forma serena, sin miedo, ya que el temor puede llevar a la mente a estados de conciencia impregnados de sufrimiento.

Entre los muchos yogas que encontramos, hay uno llamado Powa, que nos sirve para entrenarnos a transferir la conciencia a mundos llenos de equilibrio y armonía, y que nos será de mucha utilidad cuando llegue la hora de dejar atrás nuestro actual cuerpo físico.

Hay una gran cantidad de yogas en el budismo, y cada uno tiene su utilidad.

La clave para el éxito en todos ellos consiste en una Recta Práctica; es decir, no es suficiente con tener una comprensión intelectual de ellos, sino que debemos ser capaces de llevarlos a la práctica, y para ello debemos esforzarnos de manera disciplinada y perseverante.

Este post es para aquellos que no tienen ninguna duda de que la muerte forma parte de la vida, y que la conciencia no se crea ni se destruye, sino que se transforma. Para aquellos que no temen a la muerte, porque saben que es sólo una transformación, y quieren estar preparados para encarar serenamente este momento que desconocemos cómo, cuando y dónde nos llegará, pero que inevitablemente llegará.

Para estos, adjunto una práctica de Powa que podéis descargar haciendo clic aquí

 

 

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Puede obtener más información en nuestra política de cookies. Pulse el botón de ACEPTAR, para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada. Después de aceptar no volveremos a mostrar este mensaje.

ACEPTAR
Aviso de cookies