Poder Vital | Incrementar: Crecimiento equilibrado
15944
post-template-default,single,single-post,postid-15944,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_updown_fade,page_not_loaded,boxed,,qode-title-hidden,qode_grid_1200,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Incrementar: Crecimiento equilibrado

 

A medida que crecemos, de manera natural, la energía disponible se va incrementando.

Debemos ser capaces de manejar este plus de energía de manera armónica si no queremos perder el equilibrio.

Para ello es necesario que nuestra mente y nuestro cuerpo esten preparados para poder resistir el flujo más intenso de energía y gestionarlo adecuadamente para transformarlo en trabajo útil que nos pueda beneficiar al mismo tiempo que mejore las interacciones con los demás seres.

Debemos tener las “instalaciones” mentales adecuadas para soportar este incremento de potencia y utilizar el plus de energía de manera segura y equilibrada. Si no hemos hecho el trabajo de acondicionar las viejas instalaciones, nos podemos encontrar con la desagradable sorpresa de que estas no aguanten y se “fundan los plomos”.

Es muy lícito desear crecer y manejar más energía, sea esta del tipo que sea, pero debemos ser conscientes que para que este incremento no suponga un problema, debemos prepararnos para que nuestras estructuras mentales y físicas puedan soportarlo sin “petar”.

El incremento de energía debe ir acompañado de un incremento en nuestra capacidad de comprensión así como tambien un incremento en la capacidad de sentir compasión por aquellos seres que sufren debido a su insuficiente discernimiento. Si no tenemos en cuenta este punto, es casi seguro que todo incremento energético que experimente nuestra mente no podrá ser aprovechado al máximo, e incluso puede que si nuestra comprensión del funcionamiento de la mente es deficiente, probablemente genere desequilibrios considerables.

Precisamente, para conseguir un crecimiento equilibrado, hace falta que nuestro autoconocimiento se vaya incrementando a la par que se incrementa nuestro nivel energético y nuestra capacidad de actuar e influir de manera constructiva en nuestro entorno.

No se trata de crecer desmesuradamente, sino de crecer armónicamente y gestionar los recursos extras a nuestra disposición de manera eficaz y eficiente, equilibradamente, siguiendo el ritmo más adecuado a nuestras características y condiciones personales. Debemos ser capaces de hallar este ritmo para FLUIR con la vida, gozando de las situaciones en las que nos vemos inmersos, utilizándolas como OPORTUNIDADES para aprender y crecer.

Las prisas son tan perjudiciales como la lentitud: todas las actividades deben realizarse con el ritmo adecuado y siguiendo el tempo apropiado.

Para construir un edificio de más de una planta, hace falta establecer los cimientos sobre roca sólida, para que puedan soportar el peso de la estructura y esta no se venga abajo. Lo mismo sucede con nuestro crecimiento: debemos ser capaces de integrar los pluses de energía sin que nuestra estructura mental colapse, sino que se adapte de forma progresiva y equilibrada.

 

Sólo cuando estemos realmente preparados para gestionar más energía, puede la prosperidad incrementarse de forma segura y equilibrada en nuestras vidas, para enriquecerlas e incrementar tambien nuestro radio de acción armónicamente

 

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Puede obtener más información en nuestra política de cookies. Pulse el botón de ACEPTAR, para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada. Después de aceptar no volveremos a mostrar este mensaje.

ACEPTAR
Aviso de cookies